Make your own free website on Tripod.com

DIETAS GENERALES PARA DIFERENTES ESPECIES DE AVES
(1ª Parte)
Por Martín Camacho Morales y Eduardo Mena Reynoso

La dieta de las aves es sumamente importante para el buen desarrollo de nuestro criadero, al cubrir esta medida no tendremos inconvenientes en la salud y garantizaremos la buena reproducción de nuestros ejemplares.

Las aves en estado silvestre se reproducen dependiendo de los factores ambientales y estacionales, regularmente eligen la temporada de abundancia de alimento, de esta manera aseguran el futuro de los polluelos.

Cada una de las 9 mil especies de aves que existen en todo el mundo tiene una forma específica de alimentarse —ya sea de insectos, granos, carne o carroña—, están equipadas con picos o patas especializadas para tal efecto. Un ejemplo de estas adaptaciones de las aves para la alimentación es el tucán. Este ranfástido especializado para la vida arborícola se ha adaptado a tal grado que es muy raro observarlo en el suelo del bosque lluvioso donde habita, cuenta con un pico muy grande que le permite alcanzar las frutillas en los extremos de las ramas, unas patas zigodáctilas (dos dedos hacia adelante y dos hacia atrás) que le permiten sujetarse firmemente, y colores vivos que le sirven para confundirse con su ambiente. Nosotros trataremos de asemejar la alimentación en cautiverio lo más parecido a la vida silvestre.

Algunas aves son prácticamente imposible mantenerlas en cautividad, como los chotacabras o tapacaminos (Nyctydromus spp, Chordeirles spp) ya que se alimentan de polillas e insectos típicamente nocturnos; los tiranos o cazamoscas (Tyrannus spp, Myiarchus spp, Empidonax spp) son similares. Los martines pescadores (Ceryle sp, Chloroceryie spp) se alimentan de peces, por ello es muy difícil aunque no imposible igualar la dieta natural a la de cautiverio.

Algunas aves exóticas comunes como el periquito australiano (Melopsyttacus undulatus), el agapornis (Agapomis spp), la cebrita (Tacnopygia guttata) no tienen problemas en cuanto a la alimentación y adaptación ya que son especies que se han mantenido en cautiverio desde hace mucho tiempo en bastantes países del mundo.

Las cantidades recomendadas en este artículo son un promedio para un ejemplar por día, las variaciones en las cantidades pueden depender de la talla del ave y de la condición ambiental en que se encuentra.

Aves frugívoras e insectívoras
Con estos términos nos referimos a especies que en vida libre se alimentan de insectos y de frutas, y se pueden adaptar dietas sin problemas en cautiverio. Algunas especies mexicanas representativas de este grupo son: clarín (Myadestes unicolor), jilguero (Myadestes obscurus), cenzontle (Mimus polyglottos), cuitlacoche (género Toxostoma), tángaras (géneros Piranga, Thraupis, Euphonias, Chiorophonia, Cyanerpes), Primavera (género Turdus), Momotos (género Momotus), algunas especies de carpinteros del género Melanerpes, calandrias (género Icterus).

Fórmula  
Plátano macho molido 50 gr
Huevo hervido (clara y yema) 10 gr
Alimento balanceado para pollo 30 gr
Tenebrio vivo 10 gr

Para servir esta dieta se muele el plátano, se pica el huevo hervido y el concentrado para pollo; se mezclan uniformemente hasta formar una pasta. El tenebrio vivo es opcional y podrá dárseles una o dos veces a la semana. Este alimento durará solo un día debido a la fermentación que sufre el alimento, por lo que prepararemos la mezcla diariamente, y si llegara a sobrar se desechará el restante.

El tenebrio es la larva del escarabajo, es un gusano de color paja de entre 5 y 6 cm, fácil de conseguir y cultivar, además de ser excelente fuente de proteínas para las aves. Este producto puede ser caro por la falta de personas dedicadas a su cultivo.

Aves típicamente frugívoras
Con esto nos referimos a aves que en estado silvestre sólo se alimentan de frutas. Cumplen una misión ecológica especial: al consumir las semillas de la fruta o bayas digieren únicamente la parte carnosa; al defecar, la semilla va prácticamente "tratada" para germinar, y así regeneran las selvas donde habitan.
La alimentación en cautiverio es sencilla, aunque hay que tomar en cuenta que estas aves son de alto metabolismo, por lo que defecan y comen continuamente y por ello nunca hay que dejarlas sin alimento. Otro problema de éstas aves, en especial los tucanes, es que tienden a acumular el hierro de la dieta, este mineral no causa problemas cuando se administra en pequeñas cantidades, sin embargo, el hierro provocará una intoxicación de consecuencias fatales Se recomienda que la dieta para tucanes y otras aves de alto metabolismo sean bajas o nulas en hierro. Esta dieta es aplicable para el tucán real (Ramphastos sulfuratus), aracarí (Pteroglossus torquatus), y tucaneta (Aulacorynchus prosinus).

Fórmula  
Papaya 80 gr
Plátano macho 80 gr
Croqueta para perro 50 gr
Huevo hervido 10 gr

La papaya y el plátano se pican en trozos pequeños en forma de cubo; el huevo muele finamente y se esparce sobre la fruta; la croqueta se da completa aunque se recomienda que tenga forma esférica para permitir que el ave la trague más fácilmente. La disponibilidad de alimento debe ser continua.

Aves omnívoras
Son aves que consumen variados alimentos en vida libre, desde frutas, insectos, granos, semillas, huevos y polluelos de otras aves, hasta mamíferos pequeños y carroña. Son pocas las aves con estos hábitos, generalmente suelen ser los passeriformes de los géneros Cyanocorax y Corvus.

Esta dieta es aplicable para las siguientes especies: urraca copetona (Calocitta formosa), chara copetona (Cyanocitta stelleri), chara verde (Cyanocorax yncas), pea (Cyanocorax morio), cacaxtle (Cyanocorax sanblasiana), charas de los géneros Aphelocoma y Cyanolica, cuervo grande (Corvus corax).

Fórmula  
Huevo hervido 10 gr
Alimento balanceado 40 gr
Plátano macho 40 gr
Papaya 20 gr
Carne cruda de pollo 10 gr
Croqueta 10 gr

Se muele finamente el plátano y se le añade el alimento balanceado formando una papilla uniforme, la papaya se agrega en trozos y la croqueta completa al igual que el huevo hervido esparcido sobre la fruta. La carne de pollo, de preferencia el corazón sin grasa se colocará en un recipiente aparte y se les dará dos veces a la semana.
Las cantidades antes mencionadas variarán dependiendo de la talla del ave.

Aves carnívoras
Por lo regular las aves carnívoras forman el grupo de las rapaces, tiene un amplia gama de especies con diferentes tipos de alimentación. Hay especies cuya dieta es específica, como el halcón peregrino (Falco peregrinos), típicamente ornitófago, o el milano negro (Rosthramus sociabilis) que se alimenta exclusivamente de caracoles de agua dulce. Las cantidades que consumen estas aves son muy variables, el águila real (Aquila chrysaetos) llega a consumir de 500 a 900 gr; un cernícalo (Falco sparverius) llega a consumir de 70 a 100 gr. Mencionaremos las dietas para algunas especies de falconiformes que se han podido mantener en cautiverio.

Esta dieta es aplicable para el halcón colarroja (Buteo jamaicensis), halcón de Swainson (Buteo swainsonii), aguililla caminera (Buteo magnirostris), aguililla gris (Buteo nitidus), caracara (Polyborus plancus), aguililla aura (Buteo albonotatus), y cernícalo (Falco sparverius).

Fórmula
Cabeza de pollo con pescuezo (sin grasa ni piel)
Conejo (carne y piel con pelo)
Paloma (carne y piel con pluma)

La cantidad que daremos será variable y salteada; es decir, un día daremos la cabeza con pescuezo, al día siguiente daremos conejo, y al siguiente paloma. Podemos combinar —pollo con conejo, pollo con paloma— variando las cantidades equitativamente.

La cantidad dependerá de la talla y especie del ave. Una aguililla o un halcón colarroja macho consumen aproximadamente de 200 a 250 gr diarios de alimento, mientras que una hembra (regularmente de mayor talla) consume entre 300 y 400 gr diarios. De vez en cuando es saludable proporcionarles presas vivas como ratones, con ello mejoraremos el estado físico del ave y mantendremos despierto su instinto cazador.

Rapaces con alimentación especializada
Las rapaces omitófagas como el halcón peregrino (Falco peregrinos), el halcón esmerejón (Falco columbarius), el halcón aplomado (Falco femuralis), y el halcón de pradera (Falco mexicanus) en vida libre capturan aves en vuelo, es por eso que su alimentación debe ser balanceada en cautiverio, de lo contrario tenderán a engordar y mermará su salud. Estas aves son sumamente activas en vida libre, vuelan la mayor parte del tiempo en busca de su presa. En cautiverio, esta necesidad de volar por alimento prácticamente es anulada, por lo que su alimentación deberá ser lo más ligera posible sin dañar su salud.

Fórmula
Cabeza de pollo (de preferencia el pescuezo sin piel ni grasa)
Paloma (con piel y plumas, de preferencia sin vísceras)
Pollitos de un día de nacidos (de preferencia vivos)

Se podrá administrar el alimento de forma variada —pollo y paloma un día, una paloma viva al día siguiente—; la cantidad dependerá de la talla del ave, siendo el más grande el peregrino y el halcón de la pradera, y el más pequeño el halcón esmerejón.

Otras rapaces especializadas son las de los género Accipiter y Micrastus, especies típicas de bosques y selvas. Para estas especies se recomienda la siguiente dieta.

Fórmula

Cabeza de pollo (sin piel ni grasa)

Paloma (muerta, con piel y plumas, sin vísceras, o viva)

Codorniz (viva)

Rata o ratón (vivo)

Esta dieta también es aplicable para el gavilán de Cooper (Accipiter cooperii), azor (Accipiter gentilis), halcón selvático (Micrastus semitorcuatus) y guaquillo (Micrastus ruficollis).


El presente artículo forma parte del curso-taller de capacitación para la conservación y manejo sustentable de la vida silvestre (avifauna).


Artículos anteriores:

    Ambientación y protección de criaderos
    Construcción y colocación de nidos
    Selección y manipulación de las aves de pie de cría
    Manipulación para aves canoras y de ornato

Nuestros próximos artículos:
    Plagas, enfermedades y traumatismos más comunes que se presentan en las aves